LA NATURALEZA EN MI CAMPO #190.

Este domingo nos toco ir de paseo por el monte, fuimos a la parcela de la familia de mi esposo ( nos toco caminar 1 hora y media de ida) en el camino iba como siempre atento para notar cualquier un protagonista para ustedes, como abre boca les traje ese bello saltamontes, pero no crean que solo a él  lo encontré. Me desvié de la carretera en busca de algo que les mostraré mas adelante.

Pero en el paso del león colorado, justo antes de tomar la bajada, mire a un lado del camino y note un cuero seco recién mudado de serpiente y allí me puse juicioso,  con los ojos mas pelados que guabina en nevera (como siempre me gusta caminar adelante) Los muchachos siempre quieren saltar adelante y van espantando todo y les dije: yo voy adelante, porque ustedes no ven nada, van como toda la gente, sin ver los detalles.

 

 

Aja! ven lo que esta allí, y ellos: ¿Dónde? se trata de una Mapanare con el cuero recién mudado, mudado (más peligrosa que suegra sin comida) saque de una el machete (que siempre llevo en la funda cuando voy al monte) no! no crean que para matarla, con todo y que es muy peligrosa.

 

 

Corte una vara larga y la agarre, esas son muy agresivas, le daba y daba a la vara, calculo que dio unas 10 mordidas, mientras la aleje, y la deje bien lejos del camino, para evitar que pueda morder a alguien que pase luego, pero no es recomendable matar los animales, ella cumple una función de control de plagas, solo se debe tener cuidado por ese sector que es donde se consiguen algunas, y mucho mas arriba hacia los valles del Tucutunemo, no es muy común ver por el pueblo esa especie.

 

 

Pero al fin logramos llegar al pozo que buscaba. Nos refrescamos un poco y nos dimos unos cuantos. Pasamos allí un buen rato y retomamos el camino, pero disfrutamos mucho del pozo, estaba   calidad el agua, solo que los niños revolvieron un poco el lado de las hojas. Lastima que no lleve un anzuelo, se miraban unas guabinas, que no fuesen quedado mal en el salten en la noche para la cena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *