LA NATURALEZA EN MI CAMPO #192.

 

El amor que ofreces con ese buche de vida es sol de la esperanza, la ilusión del pájaro viejo que volverá en ese huevo, es él que flota en el siguiente sueño de su hijo, retoño brioso del nuevo día que florece de su viejo pájaro, aunque sus plumas viejas, son plumas que brillan pues son el sol.

Vidita linda que zapatea un merecumbe, en el estero tierno que dice los verdes, esos que colorean los días de esa nube eterna que va delante de él, así todos pueden amarte, sí, es un sueño, éste donde vuelan las hadas del amanecer.

Aquella se parece al toque blanco que llena la vida, esa de la que habla el garabato el su profunda locura, locura de amor, que ama el resto de los días, a ti, como éste viento que da la vida por tocar las alas de la niña protagonista del sueño, sueña, que es un sueño, no el mismo sueño, es el tuyo como lo quieras en tus recuerdos.

¡Tú eres los recuerdos! no existe mas nada, solo tus recuerdos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *