LA NATURALEZA EN MI CAMPO #189

  El corazón sonríe cuando escapa a la dificultad que pone la briza para que los ojos dejen un beso pintado sobre tu rostro, linda, corres libres entre los verdes sabores de la marea suave, miradas que salerosas se inclinan ante la majestuosa figura, esa que la corona de princesa besa sobre la mano de […]

LA NATURALEZA EN MI CAMPO #178.

  Marcando la campana en las horas de sueño donde los pétalos te besan con ese olor suave que corre entre las venas, pues una hoja coqueta se asoma a la ventana para mirar los novios dejar volar las palabras entre roces tiernos de ese florecer. El movimiento que tu cuerpo regala es la danza […]

LA NATURALEZA EN MI CAMPO #177.

  Vas entre las ramas siempre queriendo ser ese mundo, el mismo que otro, pero hablando con tus ojos que caminan el campo para perderse en la espesura de los verdes y desde allí clavar los pensamientos. Filoso es el paso entre aquel murmullo de ojos que buscan un bocado que calme sus ansias, pues […]

LA NATURALEZA EN MI CAMPO #176.

  En esa ronda donde se mira las caricias tiernas de esos amantes que saltan entre el tiempo, seguimos por el estero, los besos que van y vienen en un sublime gozo donde las alas parpadean en esa mirada de amor, allí se intercambian de corazón, para dejar volar una canción palpitante, pues los brotes […]

LA NATURALEZA EN MI CAMPO #175.

  Las puntas de tu cabello rozan el infinito con esa caricia que lanza al viento, es un son que llama a comer en horas de la merienda, pues las horas en tu presencia se hacen momento mágico de gozo, para el joven pensamiento que se aferra a la belleza de aquel horizonte tierno que […]

LA NATURALEZA EN MI CAMPO #174

  Habitas esa bocanada que nos alimenta cuando andamos los esteros de verdes, tu cuerpo salta de un cielo a otro, mientras dejas en tu paso caricias a tus amigas de siempre, esas que te llaman al bochinche que se prende cada mañana, sí son ese aliento que deja fluir un nuevo amanecer sobre la […]

LA NATURALEZA EN MI CAMPO #173

  En 10 segundos comienza la danza de espejos salerosos, esa que refleja la bocanada que suspira la rosa en aquel verdoso paraje, un son montuno que deja florecer el colirio sobre cada parpadeo, bailan a ese son ambos luceros cuando ven la escena brillar. Nos destruyeron el juego Willi, los días están algo grises […]